sígueme en el facebook

Campaña Pesca Responsable - CELEPSA

Campaña Pesca Responsable - CELEPSA

Sentencian a Asesor de Aurelia Tan

 José Kamiya Terura. Aun después de conocerse la sentencia en su contra por el caso Apenkai, quien fuera hombre de confianza de Alberto Fujimori, continúa trabajando en el Congreso en el despacho de Aurelia Tan de Inafuko. Donó dinero para la campaña presidencial en 2011.
Escribe Laura Grados.
Utero.Pe

El 16 de octubre pasado, el ex secretario general de Palacio de Gobierno en el fujimorato, José Kamiya Teruya, fue sentenciado a tres años de prisión suspendida y al pago de una reparación civil de 396 mil soles.

La Segunda Sala Penal Liquidadora del Poder Judicial, encontró culpabilidad en el acusado, por haber recibido el dinero donado a la ONG Apenkai en sus cuentas bancarias y así, colaborar en su desvío y posterior desaparición.

La comisión de investigación de delitos económicos que se creó en el Congreso de la República en 2001 para indagar los hechos delictivos suscitados durante el fujimorato, encontró que desaparecieron alrededor de US$ 20 millones de las donaciones que desde Japón eran dirigidas a la ONG Apenkai, que era administrada por los familiares de Alberto Fujimori.

La Asociación Perú Shien No Kai-Apenkai se creó en 1991, un año después de la llegada de Alberto Fujimori al poder. Era administrado por Rosa Fujimori, entre otros involucrados. Pese a los indicios, aún no se sabe con claridad para qué ni a dónde fue a parar el dinero sustraído de la organización.

A Kamiya Teruya se le atribuye haber recepcionado, entre 1997 y 1998, ese dinero –enviado originalmente para la construcción, por ejemplo, de escuelas– en sus cuentas bancarias personales, de las cuales retiró en 19 cheques de gerencia del Banco de la Nación, siguiendo instrucciones o indicaciones del entonces presidente Alberto Fujimori.

Honrarás a tu padre
Han pasado quince años desde la caída del régimen liderado por Fujimori y su asesor Vladimiro Montesinos, y en los últimos cuatro, el partido Fuerza Popular –que hoy lidera la primera dama de ese gobierno, Keiko Fujimori– ha tratado de romper con ese pasado que los persigue como un manto de corrupción y del que ahora tratan de desligarse.

“Keiko no es su padre”, es la frase casi convertida en cliché y usada como férrea y contundente defensa para acallar las voces que pretenden recordar que el fujimorismo sigue siendo el mismo de hace 20 años.

En los registros de aportes que figuran en la página web de la Oficina Nacional de Proceso Electoral (ONPE), uno de los financistas de la campaña de Keiko Fujimori es José Kamiya Teruya, el hombre del que hablamos en las primeras líneas de este relato, quien fuera el hombre de confianza de Alberto Fujimori en la década de su mandato.

El 24 de febrero de 2011, el hoy sentenciado aportó 5,000 soles en efectivo para la campaña presidencial de Fuerza Popular. El 21 de junio de 2013, también figura un aporte por la suma de 150 soles para el partido naranja.

En el Congreso
La presencia de uno de los sentenciados por el caso Apenkai dentro del partido Fuerza Popular no solo se visibiliza mediante sus aportes. Haciendo una búsqueda en la planilla del Congreso de la República, Kamiya Teruya figura como asesor en el despacho de la legisladora naranja, Aurelia Tan.

Si bien no ha sido actualizada desde junio, según el registro de trabajadores del Legislativo, el ex secretario general de Palacio de Gobierno durante el fujimorato percibe actualmente un sueldo de S/. 8,899.

Es más, en una publicación del 14 de setiembre último en el blog de la congresista, sobre una reunión para tratar los problemas al interior de la Universidad Nacional de Barranca, Aurelia Tan, posa junto con su flamante asesor.

Utero.Pe se comunicó con el despacho de la legisladora y pudimos constatar que el actual sentenciado continúa con sus labores congresales. No obstante, fue imposible lograr conversar con ellos, puesto que estaban en una reunión.

Consultados respecto de los aportes a la campaña de 2011, Fuerza Popular respondió que, cuando el hoy sentenciado por corrupción donó el dinero, no pesaba sobre él condena alguna y que ellos, más bien, apelan al beneficio de la duda y a la presunción de inocencia de sus allegados.


Sobre la presencia de Kamiya en el parlamento, contestaron que existe una apelación a su condena y que, si el Poder Judicial se reafirma en su decisión, no volverán a aceptar aporte alguno. (La República) 

0