Edición de Activa Central del martes 22 de Agosto del 2017

sígueme en el facebook

Deficiencias en Red Vial Pucusana-Ica


La Red Vial N° 6 Puente Pucusana-Cerro Azul-Ica presenta una serie de riesgos en cuanto a las bermas, la señalización horizontal y vertical y elementos de encarrilamiento que afectan la calidad del servicio.

Así lo detectó la Contraloría General de la República durante una acción de control simultáneo, por lo que alertó al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) y al Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso Público (OSITRAN) para que implementen las medidas preventivas y correctivas pertinentes.

En la acción de control identificó que en los sub tramos 1, 2, 3, 4 y 6, que incluye toda la vía concesionada, excepto el subtramo intercambio vial Chincha y empalme San Andrés, no se está cumpliendo los parámetros exigidos en el contrato en lo que concierne a bermas, señalización horizontal y vertical, elementos de encarrilamiento y de los derechos de vía.

Asimismo, señaló la Contraloría, la supervisión no sigue una metodología que permita la detección oportuna de las deficiencias.

En su opinión, no se cumple con la ejecución de actividades de mantenimiento rutinario en determinados sectores.

Otros riesgos

La Contraloría también detectó que el subtramo 5 de la vía existente, comprendido entre el intercambio Vial Chincha y empalme San Andrés, se encuentra deteriorado, hay huecos en la calzada y en la berma, así como un excesivo desgaste de las líneas de señalización, sin que hasta la fecha ese problema haya sido solucionado.

"Todo ello representa riesgos que afectan la calidad del servicio de la vía, pues disminuye el confort y la seguridad de los usuarios; sin embargo, a pesar de lo señalado, el cobro del peaje en todas las estaciones: Cerro Azul (Cañete), Chincha e Ica asciende al monto de S/. 13.50. No obstante, el cobro al inicio de la concesión; es decir, al 20 de setiembre del 2005 fue de US 1.50. (S/. 5.89 al tipo de cambio, incluido el IGV)", indicó la Contraloría.

El Organismo Superior de Control también alertó que en la ejecución de las obras de construcción de la segunda etapa, actualmente en marcha, se han encontrado deficiencias en el control de calidad, como exceso en las dimensiones del agregado a utilizar en la conformación de terraplenes y subbase, respecto a lo especificado.

Para la Contraloría, esta situación no se condice con la importancia de esta etapa de la obra, cuyo monto referencial asciende a U$ 76 702 373, con el riesgo que se afecte su calidad y su pronto deterioro e interferencias del servicio prestado. 

Por otro lado, la obra de reposición del Puente Topará –que colapsó el 17 de julio de 2015- está construyendo en las dos calzadas, sin que se haya fijado un plazo de término obligatorio; además se utiliza en forma provisional un puente Bailey metálico y un puente antiguo existente.

Pese a ello, el cobro del peaje de S/. 13.50 en la estación de Intercambio Vial Chincha se mantiene sin variación, e igual al de las demás estaciones de peaje, aunque no se preste a los usuarios los servicios en los niveles exigidos en el contrato. 

La Contraloría advirtió que no existe un control efectivo para que los vehículos pesados pasen obligatoriamente por la estación de peaje, por lo que existe el riesgo que estén circulando unidades que sobrepasen las normas de pesos y medidas normadas, afectando la vida útil del pavimento y la seguridad de los usuarios.


Por último, en la acción de control simultáneo se advirtieron nueve hechos que ponen en riesgo el logro de los objetivos del contrato de concesión y que ya han sido puestos en conocimiento de los titulares de OSITRAN y MTC, el concedente, para que implementen las medidas preventivas y correctivas pertinentes.
0

Campaña Pesca Responsable 2017