sígueme en el facebook

Festejando al bodegón


El artista plástico de Yauyos presenta una muestra dedicada a uno de los géneros más representativos de la pintura occidental. Su aporte es evocar motivos locales utilizando para ello técnicas universales.

En un pueblo de cielo añil y donde el río revienta de truchas, nació Juan Pedro Egoavil Trigos. Al crecer se convirtió en pintor, impulsado por el deseo de trasladar a la tela el paisaje colmado de cantutas, geranios, floripondios rojos y flores silvestres de su terruño. Ese lugar sabemos que se llama Huancaya y se encuentra en Yauyos.

Firme en su vocación, viajó a Lima para estudiar en la Escuela Nacional de Bellas Artes, de donde egresó en 1977. Desde esa época empezó a efectuar múltiples exposiciones en diferentes espacios.

Esta vez se encuentra en la Galería de la Universidad Femenina del Sagrado Corazón (Unife) presentando su 25ª individual denominada ‘La Celebración del Bodegón’. La curaduría estuvo a cargo de Rina Zamalloa.

Camino de colores

“El color me fascina y por eso no me fue fácil encontrar mi camino, mientras estudiaba en la Escuela de Bellas Artes” declara el artista al diario oficial El Peruano.

Egoavil se reafirma en su valoración del óleo. “Escogí esa técnica por motivos históricos, pues es la más perdurable en el arte universal”.

También alaba su gusto el bodegón, género que alcanzó su cúspide durante el Renacimiento. “Llegué a él por mi interés en perpetuar el mundo de las plantas que nos rodean, eternizar ese reducto doméstico que es la mesa familiar, con sus manteles bordados por las abuelas y con un florero o un frutero en el centro. En fin, recoger aquellos cacharros y objetos que forman parte de nuestro quehacer diario, para que no se pierdan”.

La presente muestra es una prueba fehaciente de las palabras de Egoavil. Aquí vemos frutos regionales y diversas flores formando un todo al lado de un jarrón o cualquier otro objeto.

Sus composiciones poseen la luminosidad de las pinturas de Daniel Hernández, los claro oscuros de Rembrand, los planos del Giotto y Zurbarán. Son una suerte de motivos lugareños expresados a través de la técnica europea.

De él ha dicho el crítico de arte Jorge Bernuy que “es un caso único en nuestro medio artístico. Nos da la impresión de estar con un pintor de épocas pasadas que vive la bonanza, el sosiego y la paz de los maestros holandeses”.

Arte trashumante

El pintor Pedro Egoavil es un viajero impenitente. Ha expuesto en diversas galerías nacionales y del extranjero.

“Mi obra ha viajado más que yo”, nos comenta un poco en broma manifestando que sus bodegones se encuentran en colecciones particulares y entidades como el Instituto de Cultura de Chile y en otras de Europa y América.

Este artista yauyino, que ha obtenido el Primer Premio en el Sexto Festival de Ancón (1982) y el Premio con la Medalla Conmemorativa de reconocimiento al valor personal, otorgado por la Escuela de Bellas Artes (1999), actualmente ejerce la docencia en las especialidades de Pintura, Artes Plásticas y Dibujo, en el alma máter en donde se formó.


“Escogí el óleo porque es la técnica más perdurable de la historia del arte universal”. (María Luz Crevoisier-Periodista)
0

Campaña Pesca Responsable - CELEPSA

Campaña Pesca Responsable - CELEPSA

Que Es Actualidad Cañetana?

Es un blog en el que encontrarán información de primera y de muy buena fuente que compartimos con todos aquellos que buscan estar con lo último del acontecer local cañetano.

Para comunicarse con nosotros escribanos a: juanvladimir@outlook.com y Juanvladimir1975@gmail.com

ó Comunicándose directamente al 943468308.