Edición de Activa Central del Viernes 18 de Agosto del 2017

sígueme en el facebook

ETNA: ASÍ SE FABRICAN SUS BATERÍAS


(VIDEO) ETNA, empresa peruana que ostenta el 40% de market share en el mercado local y exporta sus baterías a once países de Latinoamérica, proyecta duplicar su producción de baterías reubicando sus tres plantas de producción en una única planta en Chilca.

Fundada en 1933, ETNA fue la primera fábrica de baterías en el Perú y la segunda en Sudamérica. En 1982, la compañía instaló una de sus fábricas en Independencia, sobre un terreno de más de 10,000 m2. SEMANAeconómica visitó dicha fábrica para conocer de cerca la evolución y estrategia de su gerencia, así como el proceso de producción de sus baterías.

Facturación-y-crecimiento-de-ETNA

En la actualidad, la empresa mantiene un market share del 40% en el Perú. Gracias a su estrategia, ha crecido más de 20% en ventas en los dos últimos años.

En cuanto a su mercado internacional, las exportaciones de ETNA crecieron 79%, llegando a representar el 20% de la facturación total de la compañía.

Los cambios en la dinámica del mercado automotriz —según datos de la AAP (Asociación de Autos del Perú) la venta de autos livianos ha caído 7% de enero a julio de este año en comparación con el 2015, pero la venta de vehículos de transporte público ha crecido 12%—, no afectan significativamente la venta de sus baterías. “El vehículo promedio de transporte público renueva su batería una vez al año y el de uso particular, alrededor de dos años”, afirmó Raúl Salvatierra, gerente de marketing de la compañía.

LA DISTRIBUCIÓN ES CLAVE

“El negocio de baterías también es un negocio logístico. El que mejor distribuye gana más mercado”, afirmó el ejecutivo. La empresa está presente en cuatro canales de venta: el ‘tradicional’ (tiendas de baterías y talleres de mecánica) que representa el 80% de las ventas; el ‘moderno’ (home centers y supermercados) que representa el 15% de las ventas; el ‘corporativo’ que está dirigido a empresas que cuentan con flota de vehículos (2%); y ‘ETNA express’ que es un canal de venta delivery (3%).

La empresa ha implementado dos nuevos centros de distribución en Trujillo y en Arequipa, lo cual le permitirá abastecer más rápido el mercado de aquéllas zonas y seguir ganando participación.

Actualmente, exporta a once países de Latinoamérica: Chile, Ecuador, Bolivia, Costa Rica, Venezuela, Jamaica, República Dominicana, El Salvador, Panamá, Guatemala y Puerto Rico. “Tenemos una ventaja comparativa respecto a nuestros competidores, que en su mayoría se encuentran en Asia y tardan dos meses en el traslado de sus productos a Latinoamérica. En cambio, nosotros llegamos en veinte días a nuestro mercado más lejano [República Dominicana]”, explicó Salvatierra.

PARA SEGUIR CRECIENDO

Desde el 2013, ETNA ha desarrollado baterías para tres segmentos: el ‘profesional’ (que trabaja con su vehículo transportando pasajeros e incluye a los taxis); el ‘particular’ (que tiene su carro estacionado la mayor parte del tiempo) y el ‘particular de lujo’ (que tiene prestaciones superiores al auto promedio). El segmento ‘profesional’ genera el 85% de las ventas, aunque su peso en el parque automotor es de 35%.

Estas baterías duran más tiempo en los puntos de venta (hasta 6 meses en exhibición), lo que las hace más atractivas para los distribuidores.

Asimismo, parte de la estrategia de crecimiento es la futura reubicación de sus plantas a una única planta en Chilca. Hoy ETNA cuenta con tres fábricas: en Ventanilla se reciclan aproximadamente 100,000 baterías al mes; en Los Olivos se fabrican los materiales plásticos (como la caja de la batería); y en Independencia se producen la baterías (2 por minuto). El traslado a Chilca permitirá a la compañía duplicar la producción de baterías (apunta a producir 4 baterías por minuto) y, así, reducir costos. El terreno en Chilca cuenta con 100,000 m2 y está valorizado en US$4.5 millones. La empresa no reveló la fecha de traslado. (POR GIANFRANCO RUBERTO)
0

Campaña Pesca Responsable 2017