Edición de Activa Central del Jueves 17 de Agosto del 2017

sígueme en el facebook

"Pepean" a Policías en Cañete


¡Increíble!: Banda de 'peperas' deja grave a dos policías y abandonan cuerpos en acequia

Ocurrió en Cañete pero los dos suboficiales estaban destacados en Carmen de la Legua, Callao. Les habrían robado hasta sus armas de reglamento. Comando investiga si hicieron abandono de servicios.

El agricultor Pedro Navarro salió a recorrer su terreno de cultivo como todas las mañanas. Todo parecía normal. Si alguna vez la cotidianidad de caminar por el campo pudo ser para él una rutina placentera, ya no. Esta mañana el hombre vio mutar lo agradable del escenario natural hacia un paisaje de horror. En una acequia encontró 'pepeados' a dos policías en actividad. “Pensé que estaban muertos”, dijo el testigo.

Ocurrió en Cañete, cerca a un lenocinio conocido como Casagrande, en la zona conocida como Agua Dulce. Se trata de los suboficiales de tercera Carlos Andrés Astete Vásquez (23) y Yors Rengifo Delgadillo (23). Ellos prestan servicios en Carmen de la Legua, Callao.

Nadie, sin embargo, se explica que hacían en esa provincia, al sur de Lima. Ellos incluso habrían estado de servicio. Sus superiores investigan se hicieron abandono de servicio. Hasta el mediodía permanecían inconscientes en el Hospital Rezola.

Pese a que se viene realizando operativos, los investigadores no han dado aún con los responsables de este hecho.

Las víctimas cayeron en manos de las peperas durante la madrugada y todo parece indicar que fueron objeto de robo. Incluso se habrían llevado hasta sus armas de reglamento.

Se supo que el jefe provincial, coronel Sergio Muñoz, ordenó una serie de allanamientos que incluyeron cantinas y prostíbulos.

Las autoridades advirtieron que esta modalidad de delito es cometido por mujeres que, en complicidad con otros individuos, usan sus 'encantos' para robar, asaltar y en algunos casos hasta causar la muerte.

“Son mujeres jóvenes que inspiran atracción y se ganan rápidamente la confianza de un parroquiano”, dijo un oficial.

La víctima despierta abandonada, sin su billetera, joyas o celular. Algunos han aparecido desnudos. Otros muertos por sobredosis.


De acuerdo a la policía, la mayoría no denuncia por vergüenza, indiferencia, miedo o porque no recuerda nada. (Òscar Chumpitaz) 
0

Campaña Pesca Responsable 2017